Se calcula que en nuestro país dos millones de vehículos circulan con la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) caducada, sobre todo por el coste que supondría reparar los fallos que detectaría la revisión. Pero ir así con el coche entraña un serio peligro, además de riesgo de inmovilización y multa de 200 a 500 euros.

Según AECA-ITV, el principal motivo por el que muchos españoles (hasta dos millones de coches) optan por eludir la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de sus automóviles es el miedo a que el chequeo detecte fallos graves cuya reparación sería costosa o imposible (baja definitiva). Según parece, esta conducta no tiene qué ver con las tarifas de la propia revisión, que oscilan entre 30 y 40 euros.

Sin embargo, circular sin ITV o con ella caducada entraña riesgos graves para la seguridad propia y ajena, hasta por la ignorancia de saber el estado real de lo que llevamos entre manos. En este sentido, la Comisión Europea confirma que el 6% de los accidentes mortales están relacionados con fallos técnicos del vehículo. Por cierto, desde la perspectiva administrativa ir sin el correspondiente chequeo entraña multa de 200 a 500 euros si nos pillan, e incluso la inmovilización del automóvil.

La DGT y administraciones autonómicas competentes, como el Servei Catalá de Trafic, cuentan con cámaras de vídeo vigilancia que supervisan el tráfico y, de forma aleatoria, toman

Las autoridades pueden multar sin parar por ir sin ITV.

imágenes para comprobar si se ha pasado o no la ITV. La Guardia Civil de Tráfico, los Mossos d’Esquadra, la Policía Foral de Navarra y la Ertzaintza también llevan a cabo inspecciones similares en carretera sin necesidad de parar, pero sancionando en el acto llegado el caso porque las estaciones de ITV comunican online el saldo de sus revisiones.

Circular sin ITV o con ella no aprobada supone:

- Multa de 200 euros, si se va con ella caducada. En caso de que nos paren nos retirarán además el permiso de circulación y nos darán un volante para desplazarnos hasta una estación de ITV en los siguientes 10 días. También entraña esta sanción económica ir con ITV desfavorable por defectos graves que deban arreglarse obligatoriamente.

- Multa de 500 euros por circular con inspección negativa, al incumplir las condiciones técnicas que garantizan la seguridad vial. Es decir, por ir con defectos muy graves detectados que impedirían abandonar la estación de ITV circulando por medios propios. Como en la ITV negativa, habría que reparar lo diagnosticado y volver a la misma estación en dos meses para verificar el arreglo.

- La Jefatura Provincial de Tráfico avisa al propietario de que si no acredita la pertinente corrección de fallos, o no ha vuelto a pasar la ITV en plazo reglamentario, tramitará la baja del vehículo.

- En caso de accidente, la aseguradora puede negarse a pagar los daños propios si no hemos pasado la ITV. Sí lo hará con los que provoquemos a terceros, pero si demuestra que el accidente se pudo evitar superando la ITV reclamará todos los gastos al titular, el tomador del seguro y el conductor.

- Aunque no se use, cualquier automóvil ha de pasar la ITV mientras no haya sido dado de baja. Si por ejemplo está metido en garaje y no puede moverse por sus medios, habrá que contratar una grúa para llevarlo a la correspondiente estación. Hay que saber que las autoridades valoran, desde comienzos de 2016, incorporar al chequeo habitual la evaluación de elementos electrónicos como el ABS o el ESP.

Publicado: 27 de Noviembre de 2014