Publicado: 3 de Noviembre de 2014

La prohibición de la Unión Europea de aplicar el criterio de sexo dispara las cuotas en las mujeres, que estadísticamente tienen una menor siniestralidad

La normativa aprobada por la Unión Europea a finales del 2012 para que a través de la ley de igualdad, se aplicase en el mundo de los seguros los mismos precios a hombres y mujeres, han perjudicado a estas últimas ya que tienen que hacer frente a un sobrecoste del 24 %. Hasta esa fecha, las compañías aplicaban un criterio basado en estadísticas que indicaba que las mujeres tenían menor siniestralidad, por lo que podían acogerse a una cuota más barata. Con este sistema, según un estudio realizado por el buscador de seguros Acierto.com, las conductoras menores de 25 años pagaban un 31 % menos que los hombres antes de la aplicación de la nueva normativa, pero con la entrada en vigor de la misma, la situación ha cambiado.

El análisis, que compara más de un millón de tarificaciones del tercer trimestre de 2014 frente al mismo periodo de 2012, demuestra que hay una horquilla de edades de las conductoras que han visto incrementado su seguro en un 24 %. Esta variación de los importes de las pólizas es especialmente significativa en el caso de las conductoras y conductores más jóvenes, tal y como revela el estudio elaborado por el comparador de seguros. En concreto, las pólizas de auto para mujeres de 18 años se han disparado de media hasta un 24 % desde 2012, mientras que el importe para los hombres de la misma edad se ha visto reducido en un 18 %.

Sin embargo, no todos los tramos de edad se han visto afectados en la misma medida, ya que mientras que el precio ha aumentado un 10,4 % de media para las mujeres menores de 30 años, a partir de dicha edad el impacto ha sido mucho menor. Antes de que entrase en vigor la comentada normativa de la Unión Europea, las mujeres españolas de entre 18 y 25 años pagaban un 31 % menos que los hombres de la misma edad por sus seguros de automóvil, porcentaje que llegaba hasta el 39 % en el caso de las conductoras noveles de 18 años. Además, la ley de igualdad de precios de la UE ha traído otras consecuencias negativas para las mujeres españolas. Por ejemplo, desde su entrada en vigor, algunas aseguradoras que vetaban a los hombres de entre 18 y 25 años ahora tampoco aseguran a mujeres en dicho tramo de edad.

Para paliar esta situación y mantener unas tarifas lo más competitivas posibles para ellas, algunas compañías de seguros han apostado por la creación de marcas aseguradoras específicas para mujeres, impulsando una imagen con marcado carácter femenino, para las cuales, en virtud de la citada normativa, también deben garantizar el mismo precio. En la actualidad, según datos de la DGT, hay más de cuatro millones de conductores menores de 30 años, que se han visto especialmente afectados por la nueva ley de igualdad de la UE.